¿Leche o bebidas vegetales?

13.08.2018

En la actualidad, disponemos de una variedad de leches bastante grande, pero también es interesante destacar que han salido al mercado, las bebidas vegetales, como son la de soja, arroz, avena, espelta, kamut, coco, almendras, entre otras, y que los consumidores, cada vez son más, los que las prueban y cambian el consumo de la leche por estas bebidas.


Para que podáis diferenciarlas, y ver si os interesa más el consumo de leche o de estas bebidas vamos a tratar un poco el tema a fondo.

La leche es un alimento líquido, de color blanco, con un contenido de nutrientes excelente, y se puede considerar que es el alimento más completo que existe. Contiene:

  1. Hidratos de carbono: lactosa
  2. Proteínas: caseína, lactoalbúmina.
  3. Grasas: ácidos grasos saturados (leche entera)
  4. Vitaminas: B2, A y D
  5. Minerales y agua: calcio, sodio

Viendo un poco el resumen bromatológico de la leche, podemos observar, que su fuente de carbohidratos es la lactosa, cuyas personas que sean intolerantes no podrán tomarla, ya sea entera, semi o desnatada (solo la leche sin lactosa y depende del grado de intolerancia).

Podemos también destacar que es una muy buena fuente proteica, ya que contiene entre 3.5 y 4 gr de proteína. Sus grasas por lo contrario, si se trata de leche entera, contiene unos 3.5g de grasa saturada (grasa no cardiosaludable), aunque si tomamos la semi o la desnatada, disminuye su concentración de grasa.

Las vitaminas destacadas son la B2, y la A y D que se encuentra en la parte grasa de la leche, por lo tanto hay que contemplar que si esta se consume desnatada puede ser que no se encuentren (a no ser que sean añadidas, posteriormente).

En cuanto a minerales encontramos el Calcio como más importante, esencial para los huesos y con una concentración bastante elevada, 120mg por cada 100ml de leche (es decir un vaso de 200ml de leche contiene unos 240mg de Calcio - al día hay que consumir unos 1200mg de calcio).

A parte contiene sodio y agua en un 87%, por lo tanto, también nos hidratada.

Valorando esta composición, podemos ver que la leche es un alimento muy nutritivo, pero con una elevada composición de grasas saturadas, en la leche entera o productos derivados lácteos enteros. Este tipo de grasa no es cardiosaludable, se acumula en las arterias y es inflamatoria, por lo tanto, depende de la persona no sería adecuada. Y finalmente tenemos el tema de la lactosa, que algunas personas no podrán tolerar, pero tenemos algunas alternativas en el mercado.

Si queremos comparar o evaluar las bebidas vegetales que podemos encontrar en el mercado, debemos diferenciar que algunas vienen enriquecidas en calcio y otras no. Por lo tanto el punto número 1, es que las que no vienen enriquecidas en calcio, serán bastante pobres en este mineral y por lo tanto no nos sustituirán la leche en este sentido.

En cuanto a carbohidratos debemos decir que no nos aportan lactosa, y por lo tanto serán aptas para todos los intolerantes, los azúcares que nos aportan serán diferentes, ya que cada cereal, legumbre, fruto seco o fruta nos aportará un % distinto de carbohidratos, que por lo general serán simples, y una de las bebidas con más cantidad de azúcares será la de almendras.

Las proteínas no serán tan completas como en el caso de la leche, ya que vendrán también del fruto o cereal, aunque serán de gran calidad. En la grasa si podemos ver la diferencia, y es que su contenido graso será generalmente bajo, y la composición es insaturada. Por lo tanto, será una grasa saludable, protectora cardiovascular y antiinflamatoria.

El contenido en vitaminas y minerales, será diferente en cada una de ellas, algunas más ricas, en sodio, o en fósforo, y las enriquecidas en calcio lo contendrán también. Eso si, como no tienen la grasa saturada no contendrán la vitamina A y D. Muchas veces lo que hacen es añadir vitamina D y B12, para compensar carencias nutricionales.

El contenido en agua, es parecido al de la leche y por lo tanto serán bebidas hidratantes y refrescantes.

Por lo tanto, cada persona tendrá que valorar que tipo de bebida vegetal o que tipo de leche le aporta sus mejores beneficios. No podemos decir que unas sean mejores o peores que otras, pero sí, que cada una de ellas, tiene unas cualidades diferentes y nos aporta unos beneficios o desventajas.

Escrito y publicado por Nara Domingo - Diplomada en Nutrición Humana y Dietética